miércoles, 30 de noviembre de 2011

Huertos de alquiler

Cada vez más personas se animan a cultivar sus propios vegetales en pequeños huertos de alquiler cercanos a las ciudades.
 
Cultivar y saborear nuestras propias frutas, verduras y hortalizas por unos 40 euros al mes sin alejarse de la ciudad. Diversas empresas en toda España han puesto en marcha huertos urbanos de alquiler que incluyen todo lo necesario, desde el sistema de riego hasta los cursos de formación, para facilitar esta tarea. Además de aumentar el consumo de estos productos saludables, sus usuarios aprenden a valorar más su entorno natural. 

España se apunta a los huertos urbanos de alquiler


En España varias empresas ofrecen huertos urbanos de alquiler. En Madrid, entre Móstoles y Alcorcón, Los Huertos dispone de 25.000 metros cuadrados de parcelas de varios tamaños, e incluso con la opción de tener gallinas ponedoras. En la también localidad madrileña de Tres Cantos, la Asociación de Hortelanos Tricantinos está formada por varios socios que cultivan su propio huerto de 40 metros cuadrados. 
 


En Gavá, a diez kilómetros de Barcelona, Huertos de ocio ofrece un servicio completo similar para simplificar las tareas y fomentar una forma de ocio familiar que permita el autoconsumo de frutas, verduras y hortalizas.

Los huertos urbanos de alquiler han supuesto para algunas personas una nueva forma de ganarse la vida. Es el caso de Román Suárez y su empresa Alqui Huertos Astur. Ubicada entre La Tenderina y Ventanielles, a las afueras de Oviedo, cuenta con un terreno de 40.000 metros cuadrados, en el que además de huertos de alquiler prevé ofrecer otro tipo de infraestructuras de ocio, como merenderos con parrillas o una cancha polideportiva. O el caso de Màxim Blasco, que ha transformado una antigua finca de la localidad catalana de Reus en pequeñas parcelas de alquiler de 60 metros cuadrados. 

Precios y servicios de los huertos urbanos de alquiler


Los responsables de estas empresas piden en general una cuota de inscripción, que puede rondar los 60 euros, y un tiempo mínimo de permanencia, como de unos seis meses. Los precios dependen del tamaño de terreno y los servicios contratados. Una parcela de entre 25 y 55 metros cuadrados puede suponer un alquiler mensual de 25 a 40 euros. En el caso de las empresas que ofrecen gallinas, los precios oscilan entre 10 y 20 euros por animal. 

Los huertos urbanos de alquiler han supuesto para algunas personas una nueva forma de ganarse la vida

Las empresas incluyen en el precio diversos servicios, como sistema de riego, invernadero, herramientas, casetas para los enseres, servicio de tractor, área infantil de recreo, asesoramiento, cuidado durante los días que no se pueda acudir, alimentación y limpieza en el caso de las gallinas, etc. 

No obstante, lo mejor es contactar con estas empresas e informarse de los detalles. Internet puede ayudar a localizarlas cerca de la ciudad de cada uno. Los responsables de medio ambiente del ayuntamiento o las ONG ambientales locales también pueden ser de ayuda. 

Huertos urbanos de alquiler: ventajas e inconvenientes


Los huertos urbanos de alquiler son una iniciativa con diversas ventajas:

  • Sus usuarios aumentan el consumo de estos productos saludables, que se generan de forma local, sin necesidad de grandes inversiones.
  • Se recupera el contacto con el entorno natural y el mundo rural. Al cultivar sus propios productos, los ciudadanos aprecian más el medio ambiente. Además, son una forma divertida y ecológica de ocio para toda la familia. Los niños aprenden valores educativos y ambientales, como la constancia, el cuidado de la naturaleza, etc.
  • Suponen una forma de generar "empleo verde" y de recuperar terrenos sin aprovechar. 

Sin embargo, también tienen algunos inconvenientes. Si su implantación se realiza sin los permisos necesarios, de forma caótica, puede suponer una alteración del entorno natural. Así lo ha denunciado en Vélez-Málaga la asociación Gena-Ecologistas en Acción, que ha detectado la proliferación negativa de microparcelas.


VISTO EN EROSKI CONSUMER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada